Léelos; Te presentamos una serie de artículos que generan una amplia mirada al contexto en el que se desenvuelve la educación y los niños con Necesidades Educativas Especiales.

Artículos
lunes, 24 de julio de 2017

Encontrar el lugar adecuado dónde estudiar fue más difícil que el diagnóstico

Para Catalina Cartajena y su familia, la inclusión escolar ha sido un camino difícil. El colegio que los acogió durante los primeros años, sólo llega hasta Séptimo Básico, lo que significa que el próximo año se quedará sin establecimiento escolar. Acá está su historia. 



Hola me llamo Catalina Cartajena, tengo 13 años, vivo con mi papá, con mi mamá y mi hermano mayor José Tomás, que tiene 17 años.

Cuando nací, mis papás no entendían qué significaba que yo tuviera Síndrome de Down, se enteraron del diagnóstico en el parto. No sabían qué iban a hacer conmigo, si podría caminar, hablar o ir al colegio. Algunas personas les decían que yo no iba a ser como un mueble, sin iniciativa, más bien que era una bendición y que si Dios me había enviado a esta familia, era porque soy especial.

Al mes de nacida, mis papás después de mucho investigar, me llevaron a la Cruz Roja de Vitacura- En ese lugar les dijeron que debían empezar el proceso de estimulación lo antes posible, así fue como allí estuve hasta los cinco años y en paralelo estuve en jardín infantil.

Cuando salí del centro de la Cruz Roja y del jardín, era importante para mis papás buscar un colegio, para comenzar la etapa escolar. Para ellos encontrar el lugar indicado fue más difícil que cuando nací. No sabían dónde llevarme, a un colegio especial, a un colegio con inclusión o un colegio como el de mi hermano. Visitaron de todo. Cuando fueron a ver los colegios especiales, quedaron choqueados. Dijeron "esto no es para mí". Por otra parte, colegios con inclusión no pudieron encontrar, los costos eran muy altos, lejos del presupuesto familiar. Finalmente después de mucho recorrer, la decisión fue que ingresara a un colegio tradicional. Se decidieron por el colegio Aida Ramos de la comuna Pedro Aguirre Cerda. Cuando se entrevistaron con el director, se sintieron muy acogidos, en el colegio ya eran inclusivos de forma autodidacta, había niños con discapacidad visual, con Síndrome de Down, con discapacidad física, no éramos más de 5 niños con NEE.

Los profesores no tenían ningún conocimiento de trabajar con nosotros, pero estaban súper motivados en poder ayudarnos a avanzar. Mis papás se incorporaron activamente para apoyar a los profesores a armar formas de estudio que nos facilitaran el cómo aprender, mis compañeros me ayudaban y me integraban a todas las actividades.

Después de ver los resultados, el año 2012, el director del colegio junto a los profesores, decidieron formalizar lo que estaban realizando de forma autodidacta con nosotros, con lo cual se incorporaron al Programa de Integración Escolar (PIE), el objetivo era contar con mayores herramientas y profesionales que nos ayudaran, con esto llegaron más niños con NEE permanentes y transitorias.

Hoy todavía no leo y me cuesta hablar para que todos me entiendan, pero mis papás están seguros que lo lograré con su ayuda, con la ayuda del colegio y la ayuda de mis compañeros.

Por mi futuro escolar, mis papas están preocupados, estoy en Séptimo y mi colegio llega sólo a Octavo Básico. Quieren que siga estudiando, pero tienen súper claro que no puede ser en cualquier lugar, por lo que están buscando dónde puedo seguir. Si bien,  todavía no encuentran, no importa, aún queda tiempo y segura que encontrarán alguna solución. Por ahora me siento feliz e integrada en donde estoy.
 


jueves, 03 de marzo de 2016

"Nunca se da por vencida"

Fernanda tiene Síndrome de Down y actualmente cursará 7º básico. Su familia cree plenamente en la inclusión, pero sabe que esta empieza por casa. Esta es su historia. 

jueves, 03 de marzo de 2016

"Con lo mínimo, se puede ser feliz"

Raimundo ya tiene 13 años y lleva la misma cantidad luchando junto a su familia. Luego de ser rechazado de 8 colegios, por fin encontraron el lugar donde él es uno más.

jueves, 20 de abril de 2017

Viaje a Holanda: relato sobre la aceptación del diagnóstico de discapacidad en un hijo

Cuando se les comunica a los padres que su hijo tiene alguna discapacidad, comienza un proceso de duelo.
Te dejamos este conmovedor relato de Emily Peral Kingsley, escritora de Barrio Sésamo y madre de un niño con Síndrome de Down, que nos habla acerca del proceso de aceptación del diagnóstico de discapacidad de un hijo.